Barrios en alza: antes de comprar

Tienes la mirada puesta en un barrio más antiguo que necesita un poco de amor. Puedes notar, simplemente observando la arquitectura, que el lugar debió de ser realmente de ensueño cuando se mudaron los primeros residentes. Ahora, no tanto.

En la calle se dice que las cosas están cambiando. Algunas parejas jóvenes se están mudando, se están haciendo remodelaciones y sabes de buena fuente que una empresa bastante grande (¡una empresa en línea, de hecho!) ha firmado un contrato de arrendamiento calle abajo.

Los precios de las casas están muy baratos en este momento. Parece que todos ganan, ¿no? Antes de que te zambullas por primera vez, realiza tu investigación.

buying a house in a bad neighborhood

Ten una idea sobre los costos de remodelación

Los arrendadores quieren obtener un beneficio; lo más probable es que no inviertan en grandes reparaciones. Y los propietarios que viven con ingresos fijos simplemente no tienen el dinero para hacer la obra. ¿Lo esencial? Los sistemas fundamentales pueden estar arruinados, o casi. Y cualquier remodelación realizada antes de tu llegada puede ser improvisada o de mala calidad. Vale tu tiempo encontrar un contratista de confianza que pueda recorrer la casa contigo y ofrecer asesoramiento sobre las reparaciones necesarias, hablar sobre tu punto de vista de la propiedad y desglosar los posibles costos. Y, si tu presupuesto lo permite, contratar a un inspector de casas ANTES de hacer una oferta para que él o ella pueda proporcionarte un análisis detallado sobre los espacios interiores y exteriores.

¿Hay ventajas si compras?

En ciertas zonas del país, las autoridades de la vivienda ofrecen asistencia para el pago inicial y otros incentivos a los compradores de vivienda que compren propiedades en códigos postales en crisis. Tomemos, por ejemplo, la hipoteca de vivienda de Detroit, que ofrece hasta $75 000 por encima del valor tasado de la vivienda en el financiamiento hipotecario a compradores de vivienda que compren una primera residencia dentro de los límites de la ciudad. El programa no tiene restricciones de ingresos y ofrece tasas fijas y bajas.

¿Podría ser que el vecindario que te gusta esté ubicado en un código postal en crisis y por lo tanto tengas derecho a solicitar el dinero de la subvención? Ponte en contacto con tu autoridad de vivienda local para obtener detalles.

Ármate para una guerra de pujas

Lo más probable es que no seas la única persona con esa información intern. Incluso si descubres que los costos de remodelación son asequibles, puede que debas enfrentarte a la dura competencia por parte de otros compradores y revendedores que están dispuestos a ofrecer un 20 por ciento de pago inicial y un depósito de garantía. Por no hablar de los promotores e inversores inmobiliarios dispuestos a pagar en efectivo en el acto. Trabajar con los profesionales de bienes raíces que conocen el barrio por dentro y por fuera puede aumentar tus probabilidades de éxito. Si estás ahí para ganar, has de saber que podrías tener que renunciar a algunas protecciones (inspección de la casa, eventualidades, etc.). Básicamente compras la casa tal cual.

El crimen es una realidad

Aunque las tasas de criminalidad en baja pueden ser la razón por la que está cambiando el barrio que te gusta, el crimen es una realidad en las zonas urbanas. Presta mucha atención a tu seguridad. Puede que valga la pena investigar el costo de instalar nuevas ventanas y puertas, un sistema de seguridad inalámbrico de primera categoría (lo que puede reducir tu tasa de seguro para propietarios de viviendas y un sistema de iluminación de seguridad al aire libre. ¿Grupo de vigilancia en el barrio? Mucho mejor. Si no es así, ¿estarías dispuesto a organizar uno?

El aburguesamiento cambia las cosas

Puede que te guste el carácter resuelto del barrio tal y como es ahora. Pero lo que más te gusta puede desaparecer una vez que los promotores inmobiliarios irrumpan y conviertan edificios antiguos en complejos de apartamentos, restaurantes y similares. Y los nuevos residentes pueden exigir cambios estéticos y mejoras que cambien completamente el paisaje. ¿Te parece bien que un CVS o Starbucks se instale calle abajo?

Si te gusta la mezcla diversa de vecinos, has de saber que muchos residentes de larga data pueden verse forzados a irse a medida que aumenten los valores de las propiedades y los impuestos.

El barrio puede que nunca "despegue"

Todas las señales apuntan a una buena inversión, pero no te fíes de los "quizás". La gran empresa que firmó un contrato de arrendamiento en la calle puede arrepentirse de la oferta. Las mejoras que dicen que están llegando puede que nunca se materialicen. Comprar una casa por lo que un barrio puede llegar a ser en cinco años es arriesgado. Sería mejor para ti que comprases para el aquí y ahora, lo que implicaría asegurarte de que los servicios que necesitas estén cerca, que te hayas ubicado en un distrito escolar de calidad (los que son padres, sobre todo) y que realmente ves potencial en el hogar que vas a comprar.