Triunfar en una subasta de casas

Podrías hacer lo tradicional y comprar una casa con la ayuda de un agente inmobiliario. Pero has oído hablar de las subastas inmobiliarias y las gangas que se consiguen. Parece una forma muy inteligente para que una persona que compra una vivienda por primera vez ahorre dinero, ¿verdad?

Antes de meterte en internet o dirigirte a la sala de subastas, ármate de información. (Un fajo de dinero también ayuda).

house auction tips and tricks

Tipos y dónde encontrarlos

Ejecución hipotecaria

Un hogar acaba saliendo a subasta por muchas razones, pero por mucho, el escenario más probable es la ejecución hipotecaria. La casa luego es subastada por el alguacil del condado en una subasta judicial. Este es el clásico tipo de subasta de "escaleras del juzgado", donde la propiedad se vende al mejor postor por todo el dinero en efectivo en el acto.

De propiedad bancaria

Si nadie compra la casa en la subasta judicial, el prestamista retiene la propiedad. Estos tipos de propiedad se llaman "bienes inmobiliarios propiedad del prestamista" (REO, por sus siglas en inglés). El prestamista, a continuación, anuncia la propiedad con un agente de bienes inmobiliarios local o subasta la propiedad a través de uno de los muchos servicios de subastas de bienes inmobiliarios.

Sitios web de subastas inmobiliarias

Busca "subastas inmobiliarias" y las encontrarás. Los anuncios de sitios provienen de prestamistas que están intentando vender los REO, grupos privados que han elegido la subasta en lugar de los listados inmobiliarios con un agente, el análisis propio de los expedientes públicos de las próximas subastas judiciales por parte del sitio o una mezcla de los tres.

Subastas del Gobierno

Los gobiernos federales y estatales embargan propiedades por varias razones: gravámenes fiscales, confiscaciones penales y más. Los sitios web gubernamentales (con la extensión .gov) llevan estos anuncios, y las subastas son llevadas a cabo por el Tesoro de los Estados Unidos o por autoridades federales, estatales o locales.

Entidades relacionadas con el Gobierno

En ocasiones y cuando los prestamistas no pueden recuperar todo el dinero que se les debe, las casas llegan a manos de Fannie Mae, Freddie Mac, FDIC, HUD, USDA o VA. El sitio web de cada agencia anuncia las propiedades hipotecadas, que la agencia también puede publicar en sitios web comerciales.

Los activos que necesitas para jugar

Las subastas judiciales generalmente requieren efectivo en el acto. También se podría aceptar un depósito en efectivo junto con una carta de crédito del banco (lo que significa que el banco afirma que tienes el efectivo disponible, NO que tengas un préstamo aprobado).

Otros tipos de subastas requerirán dinero en efectivo o, en el caso de subastas en línea que permitan a los licitantes financiar compras, preaprobación (a través del prestamista de la subasta) como prerrequisito para licitar y prueba de aprobación previa (a través de tu propio prestamista) antes del momento de la venta.

La preparación es clave

Cuando compras una vivienda a través de un agente de bienes inmobiliarios, puedes esperar inspecciones y una valoración para investigar a fondo la propiedad antes de hacer una reserva. Y luego tienes la opción de retractarte. En la subasta, no hay tal suerte. Una vez que ganes la oferta, la casa es tuya para bien o para mal. La diferencia entre hacer o perder una fortuna se reduce a qué deberes lleves a cabo.

Determinar el valor

Las estimaciones que encuentres en línea no están garantizadas y no se basan en una inspección de la propiedad. Pero te dan una buena cifra aproximada que desarrollar.

Para apoyar tus hallazgos iniciales y darte una gama justa de valores de mercado, busca propiedades similares en el barrio a la venta, o incluso ventas recientes.

Revisar anuncios anteriores

Aunque no haya información actual, los anuncios, si es que puedes encontrarlos, te dicen mucho sobre la propiedad, y pueden tener fotos del interior.

Examínala tú mismo

Si es posible, pasa en auto junto a la propiedad. El interior sigue siendo un misterio, pero a veces se puede decir mucho desde la calle. Aprender a evaluar una propiedad te ayudará en este caso.

Recurre al conocimiento local

Los vecinos y agentes inmobiliarios locales pueden tener "información privilegiada" sobre la propiedad. No seas tímido y pregunta. Si encontraste un anuncio anterior de la propiedad, llama al agente que la publicó y tengan una breve conversación.

La subasta en sí y tu oportunidad de ganar

Puede que pujes en varias propiedades —si es que no son docenas— antes de ganar una oferta exitosamente.

Para obtener una buena oferta mediante la subasta, tendrás que vivir según las tres "P": preparación, paciencia y persistencia.