Comprar tu primera casa: involucrar a amigos y familia

Comprar una casa puede ser estresante, compres con una pareja o solo. La búsqueda de orientación y segundas opiniones de los amigos y la familia (ojalá que ellos sean propietarios) es una excelente manera de tranquilizarte y tomar una decisión más informada. Aprenderás de su experiencia y, lo que es más importante, ¡evitarás sus errores!

parental input home buying

Estas son algunas maneras de hacer participar a los amigos y la familia en la que será probablemente una de las inversiones más grandes que hagas en el curso de tu vida.

Una ayuda con la búsqueda de casa

No hay nada más divertido que buscar casa... a menos que te arrastres de un lugar a otro sin un compañero de confianza. Una forma de hacer que la compra sea más atractiva e informativa es involucrar a otros en el proceso. No tengas vergüenza a la hora de llevar a mamá, papá o un amigo a buscar casa. Si viven a cientos o miles de kilómetros de distancia, toma el teléfono, llámalos a través de Skype y lleva a tus amigos o familiares mientras recorres cada casa. Haz un seguimiento enviando listados de propiedades o videos a los participantes sobre las propiedades que te gustan. Incluso puedes crear una lista de favoritos en Google Doc o RealEstate.com para realizar un seguimiento de las propiedades que te gustan y compartirlas con otras personas.

O ve un paso más allá y haz que el proceso de buscar casa sea colaborativo. Pídele a unos cuantos amigos cercanos y/o miembros de tu familia que busquen en línea por ti. Asegúrate de que cada persona comparta sus mejores selecciones con el grupo, reduce la lista de tus favoritas y, cuando estés listo para ver las casas en persona, trae al grupo contigo, incluso si es a través de un hangout de Google.

Un par de ojos extra durante la inspección de vivienda

Así que has encontrado la casa perfecta, has hecho una oferta, el vendedor ha aceptado y estás a punto de que realicen la inspección de la casa. Si eres nuevo en inspeccionar casas, es posible que llevar a seres queridos alivie el nerviosismo. Asegúrate de elegir un inspector al que le parezca bien que hagas llamadas por Skype con mamá, papá o un amigo y que hagan sus preguntas durante o un poco después de la inspección. Como mínimo, reúne una lista de sus preguntas y asegúrate de hacerlas durante la inspección. Presta atención: los pequeños problemas pueden dar lugar a costosas mejoras en la casa, así que anota todo lo que tú y tus amigos/familia vean durante la inspección y saca a colación estos problemas cuando vuelvas con el vendedor para negociar el precio.

Comentarios al formular tu oferta final

Muy bien, ahora es el momento de hacer negocios. Has hecho esto antes, ¿verdad? Si no es así, pide a alguien que ya haya comprado una casa para que te ayude. Mientras completas el papeleo, por ejemplo, haz una llamada vía Skype con uno de tus padres para que puedas hablarle sobre la oferta. Es muy fácil pagar demasiado por la "casa perfecta" cuando estás bajo presión. La responsabilidad es realmente útil y la mejor manera de evitar que gastes más.

Un consejo: nunca compres una casa que no puedas pagar. Ser propietario de una casa cuesta más que los números que te presenta un agente. Los electrodomésticos se rompen, hacer reparaciones es un hecho y las evaluaciones y los impuestos solo van en una dirección: ¡hacia arriba! Los amigos y la familia que saben la diferencia entre el costo en papel y los gastos del mundo real pueden ayudarte a estimar cuánto dinero adicional necesitarás guardar al mes: ¡y te animarán a ahorrarlo!

Conseguir que tus amigos y familiares participen en el proceso de compra de una casa es una excelente manera de aprender, encontrar un lugar que te encante y comprarla por un precio razonable. En serio, ¿a quién no le gusta buscar una casa para comprar? La mayoría de la gente está encantada de ayudar.