Por qué el seguro de título podría ocasionarle más problemas del que contempló

El objetivo del seguro de título es protegerlos a usted y al prestamista en el caso de que una persona física o jurídica presente un reclamo vinculado con la propiedad anterior a la transferencia legal de la titularidad o del “título” a usted. No es la parte que más desea del proceso de compra de una vivienda en la mayoría de los casos, ¿verdad? Pero las cosas pueden ponerse muy divertidas, piense en la vieja repetición de “Dinastía”.

Continúe leyendo los detalles, pero primero analicemos los aspectos básicos.

el seguro de título

Tipos y precio de protección

De hecho, hay dos tipos de seguro de título. La póliza que paga al momento de la escrituración es para el seguro del prestamista y cubre la inversión del prestamista. El precio de la póliza depende del valor de compra de la propiedad. Cuanto más costosa sea la propiedad, más costosa será la póliza. “Si bien es poco frecuente que las personas busquen opciones de seguro de título, tienen la posibilidad de hacerlo”, sostiene Joe Nery, abogado inmobiliario de Illinois. Por lo general, la compañía de títulos de propiedad o el abogado inmobiliario lo eligen.

Junto con el seguro del prestamista, también podría adquirir un seguro de título del propietario; es decir, un seguro adicional contra cualquier problema que pudiera generar una irregularidad en el título, o bien poner en riesgo su titularidad. Para encontrar una cobertura y una tarifa adecuada para usted, busque, solicite presupuestos y compare las tarifas. Por lo general, si compra un seguro para propietarios de viviendas y un seguro de título del propietario en la misma compañía, le harán un descuento.

Situaciones que generan inquietudes... y su descubrimiento

Todo lo que necesita saber sobre los gravámenes

Si es la primera vez que compra una vivienda, el concepto de gravamen podría resultarle nuevo. Un gravamen es un derecho legal a poseer la propiedad de una persona hasta el pago de una deuda.

El tipo de gravamen más básico es el impositivo, un reclamo legal del gobierno contra su propiedad por la falta de pago de impuestos.

Un contratista o un obrero tiene derecho a presentar un gravamen de mecánico sobre la propiedad en el caso de que se le adeude por el trabajo que realizó en su casa. Supongamos que el propietario anterior colocó un techo nuevo y luego decidió no pagarle al techador. Ese techador, después de asediar en vano al propietario para que le pague, podría acudir al tribunal del condado y presentar un gravamen; es decir, un reclamo legal sobre la propiedad que no se revocará en tanto no se pague lo adeudado. Un gravamen acompaña a la propiedad, no al propietario. Por lo tanto, usted (o su prestamista) pueden heredar esa factura.

Protección contra los errores de tipeo

Los errores en el título, por ejemplo, escribir mal el nombre de una persona o una descripción imprecisa de la propiedad, puede poner en duda la titularidad legítima. El seguro de título mitiga estos riesgos.

Herederos perdidos de larga data y otras tramas

Todos los tipos de situaciones que pueda imaginarse pueden ocurrir. Puede haber habido una falsificación en la cadena de título. Una esposa o un esposo divorciado podría presentar algún reclamo sobre la propiedad. Un hijo, que nazca después del fallecimiento del padre y de la división de su propiedad, podría demandar su herencia legítima. Si el reclamo es exitoso y se pierde la propiedad, la compañía de seguros de título le paga al banco la pérdida.

Una verificación de antecedentes es lo más conveniente

“Para asegurarse de que no haya irregularidades en el título a raíz de gravámenes pendientes, hipotecas, deudas, impuestos impagos, violaciones o cualquier variedad de situaciones que puedan presentarse (pero que por lo general no se presentan), una compañía de seguros de título realizará una averiguación pormenorizada del historial de un título antes de emitir una póliza”, sostiene Nery.

“¿Qué sucede si se descubre un problema?”, se pregunta Nery. “En el caso de que existan gravámenes o sentencias, es responsabilidad del vendedor perfeccionar el título, probar que los gravámenes no son válidos o que las causas que los suscitaron se resolvieron”.