Termina la discusión: cómo una pareja puede llegar a un acuerdo al comprar una casa

Tu pareja y tú han tomado la decisión de comprar su primera casa. Y es hasta ahí donde están de acuerdo. Sus visiones acerca del estilo y la ubicación están en polos opuestos, y ¿la conexión entre los dos? Pende de un hilo.

No dejen que las discusiones saquen lo peor de ustedes. Sigan estos pasos para crear un denominador común:

can't agree on a house to buy

ejercicio con notas adhesivas, teniendo la seguridad de que tu pareja también se tome el tiempo de escribir, pegar y reordenar. Después, júntense para comparar notas. ¿Hay similitudes? Estas formarán su lista inicial de criterio de búsqueda.

2. Apóyate en tu agente inmobiliario

Una vez que hayan contratado los servicios de un agente inmobiliario, coméntenle sus diferencias de opinión abiertamente. No tengan vergüenza. Seguramente ya habrá aconsejado a un buen número de parejas que no se ponían de acuerdo. Compartan el ejercicio de escritura con su agente y dejen que les dé su opinión y los guíe en conversaciones adicionales. Un agente experto escuchará cuidadosamente a las dos partes y, con esa información, les sugerirá barrios y casas que coincidan con sus necesidades como pareja.

3. Cede un poco

Una posición de todo o nada, unida a periodos de ley del hielo después de existir desacuerdos, no los llevará a alguna parte rápido.

Sé receptivo a las sugerencias de tu pareja. Es posible que, después de ver en persona la casa que tu pareja prefiere, tengas una perspectiva diferente. Trabajen juntos a medida que comparen/contrasten barrios y casas. El objetivo máximo es encontrar una casa en que ambos disfruten vivir y resulte ser una buena inversión. Quizás te encante esa cabaña victoriana ajada por los años, pero cuando añadas los costos de renovación y empieces a hacer un seguimiento de los cambios, ¿cuadran los cálculos? Puede que a tu pareja le encante una casa en la mitad de la nada. Es fantástica, pero el traslado diario te molería. ¿Vale la pena pasarse la vida en el auto y terminar la semana con agotamiento total por una casa increíble?

4. Aprende cuándo retirarte

Hay un momento para negociar y defender una casa determinada, y hay un momento para pasar a la siguiente. No intentes convencer a tu pareja de que le guste una casa tanto como a ti, cuando él o ella simplemente no la soporta. Seguramente estarás perdiendo tu tiempo.

5. No tengas miedo de ir más allá

Tu pareja no cederá ante una necesidad o deseo específicos, un problema pendiente que está convirtiendo la experiencia de comprar una casa en un verdadero problema.

Es hora de hacer algo de sondeo: ¿Por qué es esto o lo otro tan importante? ¿Qué pasará si él o ella tuvieran que vivir sin ello? Dejando que la persona se desahogue un poco, puede que te des cuenta de que la verdadera necesidad no tiene nada que ver con el estilo de casa o la ubicación. Algo más emocional está sucediendo. Una vez que hayan localizado el problema, trabajen en conjunto para encontrar una solución que haga felices a ambos.