La tasación: ¿luz verde o barricada?

¿Por qué es necesario tasar la casa de sus sueños antes de que se pueda seguir adelante con la operación? No tiene por objetivo molestarlo, sino protegerlo a usted y a su prestamista. Es una señal que les permite saber a todas las partes que usted está yendo por el camino correcto, y que la vivienda vale lo que está pagando por ella.

Una tasación es diferente a una inspección. En una inspección, se le informa si los sistemas mecánicos y arquitectónicos funcionan adecuadamente. En la tasación, por el otro lado, se ofrece una opinión informada, imparcial y bien documentada sobre el valor de la vivienda en cuestión. El tasador emplea datos sobre viviendas comparables de la zona, además de la información obtenida al recorrer la casa. Los tasadores deben estar informados sobre su vecindario y deben contar con las credenciales necesarias para poder llevar a cabo dicha labor.

La tasación de una vivienda

¿Cuánto tiempo lleva tasar una vivienda?

“Por lo general, se obtiene una respuesta al cabo de una semana aproximadamente”, sostiene Linda Rooney, agente inmobiliaria de Re/Max de Illinois. “Durante las épocas de mucho trabajo, pueden demorar un poco más, pero al banco le gusta definir”.

¿Cuánto cuesta?

Los costos varían según la complejidad de la propiedad. Puede rondar entre los USD 350 y los USD 500, lo que suele pagarse antes de la escrituración. No obstante, en ocasiones, se incluye como un rubro dentro de los documentos de escrituración.

¿Deseo que la tasación sea alta, baja o que coincida con el precio de lista?

La tasación suele aproximarse al valor objetivo o, incluso, lo supera. ¡Sí! Continúe en el camino hacia la escrituración.

Si el valor de la tasación resulta demasiado bajo, el banco no querrá otorgarle un préstamo por un valor superior al de la casa. Esto podría ser hacer que caiga la operación. Pero no tiene por qué pasar esto. Hay dos soluciones posibles para hacer que la compra de la vivienda continúe en marcha:

  • Realizar un anticipo mayor para compensar la diferencia.
  • Persuadir al vendedor para que baje el precio. Esto podría funcionar, ya que el vendedor no querrá perder al comprador ni empezar todo otra vez con un nuevo comprador.
  • Una combinación de ambas opciones.

¿Quién contrata al tasador?

Usted no. El banco no aceptará la tasación propuesta por el prestatario. El banco querrá evitar cualquier tipo de tráfico de influencias, en otras palabras, un tasador que tire a favor del comprador.
Es ahí donde entran a jugar las compañías tasadoras. Estas instituciones de operación independiente no están vinculadas con el agente inmobiliario, el banco ni el vendedor. El banco le informa a una compañía tasadora que se necesitan sus servicios, y la compañía ordena la tasación.

¿Cuál es la mejor manera de manejar una tasación baja?

Si la tasación parece incorrecta, sería conveniente que se asegure de que el tasador esté familiarizado con su vecindario. A veces, el hecho de que haya algunas propiedades en mal estado o con ejecución hipotecaria en la zona puede distorsionar el valor de la competencia muy por debajo. Un tasador con experiencia en la zona sabrá cómo pasar por alto esos puntos de datos no convencionales. Si está seguro de que el valor de la tasación es muy bajo y tiene a la competencia para comprobarlo, déjese llevar por su intuición y hable con su prestamista sobre la posibilidad de presentar una apelación. O bien, solicite una segunda tasación, pero esto implicará otro costo para usted.