Seguro para propietarios de viviendas: por qué lo necesita y cómo obtenerlo

Un árbol se cae sobre el techo. Cae un rayo del cielo. Incendio, granizo o robo. Las propiedades pueden sufrir daños de muchas maneras diferentes. Las probabilidades son inmensas. No obstante, el banco desea proteger su inversión. Y usted también quiere estar protegido.

Si va a comprar una vivienda con un préstamo, es obligatorio adquirir un seguro para propietarios de viviendas. Deberá pagar el valor de un año por adelantado y deberá llevar el comprobante de pago al momento de la escrituración. En lo sucesivo, el banco podrá realizar los pagos del seguro; para ello, utilizará los fondos que deposite en una cuenta de depósito en garantía todos los meses. Si no abrió una cuenta de depósito en garantía con el prestamista, deberá pagar las primas por cuenta propia cuando la compañía de seguros le emita la factura.

un seguro para propietarios de viviendas

Qué cubre y qué no cubre

El seguro para propietarios de viviendas cubre tanto la estructura de la vivienda como su contenido. También está protegido si terceros sufren lesiones mientras se encuentran en su propiedad. Asimismo, se cubren los gastos básicos si debe alojarse temporalmente en otro lugar si una catástrofe azota su vivienda.

No obstante, no está protegido contra todos los daños potenciales. Por ejemplo, no se suele obtener cobertura en caso de inundación o terremoto ni por los daños producidos a causa de la obstrucción del sistema de alcantarillado en el sótano. Es posible que deba obtener un anexo o una póliza adicional para cubrir dichos siniestros. Además, no se brinda cobertura para todas sus pertenencias. Se debe obtener una póliza individual para cubrir joyas, las reliquias de la familia u objetos de arte muy costosos.

Comparación al comprar

Al buscar un seguro para la vivienda, resulta conveniente averiguar en distintas compañías. “Obtenga tres o cuatro cotizaciones”, sostiene Linda Rooney de Re/Max in the Village de Illinois. “Definitivamente, se puede ahorrar dinero, pero es mejor asegurarse de estar recibiendo el valor de reemplazo, no el valor original”. Esto significa que, supongamos que deba reemplazar un sofá porque se le cayó un árbol en su living, su compañía de seguros cubrirá el costo de reemplazo en función de los precios actuales, no del precio original. Preste atención a detalles como este al analizar varias ofertas.

Asimismo, sepa que el servicio de reclamos no es igual para todos. “El paquete es mi consejo número uno”, sostiene Joe Nery, abogado inmobiliario de Illinois. “La regla general pareciera ser que, si tiene un seguro de automóvil con una compañía reconocida, procure obtener un paquete para asegurar también su vivienda. Es muy probable que obtenga una tarifa con descuento”.

Tipos de cobertura
(Nota: Las ofertas variarán de una compañía a otra).

  • Cobertura con reemplazo garantizado. Cubre el costo de reemplazo de los bienes. Puede reemplazar los artículos robados o dañados en función de los precios actuales, no del precio de compra original.
  • Cobertura de valor de mercado. Si tiene una cobertura por USD 200 000, pero los daños ascienden a USD 250 000, solo obtendrá USD 200 000.
  • Póliza de valor en efectivo. En el caso de destrucción de la vivienda, arroja la toalla y, simplemente, reclama el efectivo y no vuelve a construir. Obtendrá el costo del reemplazo, menos el valor de depreciación.

Documente sus objetos

Finalmente, es una buena idea fotografiar su vivienda para tener un registro de sus pertenencias. De esta forma, si tiene que presentar un reclamo, tiene una constancia de titularidad. (Sin ánimo de parecer muy pesimista, también es posible que pierda los archivos fotográficos en la misma catástrofe; por lo tanto, tenga en cuenta la opción de mantener una copia de seguridad en otro lugar).