Comprar una propiedad mediante venta corta: ¿es una opción adecuada para usted?

Una venta corta significa que el propietario de una vivienda adeuda al banco una cantidad mayor que el valor en sí de la vivienda (es decir, el valor está “sumergido” o el propietario se encuentra “al revés”) y ahora desea venderla. El propietario se encuentra en una mala posición, dado que obtendrá muy poco o nada por la venta, y el banco se encuentra en una mala inversión.

Esto es lo primordial que debe tener en cuenta al analizar la posibilidad de comprar una propiedad mediante una venta corta: El banco del propietario, que no tiene nada por ganar, va a demorarse mucho en decidirse y efectuar la operación.

venta corta

Si está dispuesto a correr el riesgo y realizar una oferta sobre una venta corta, “nunca tema, solo sea cauteloso”, sostiene Alla Kimbarovsky, agente de @properties de Illinois. “Cuente con un buen profesional que lo represente”.

Por qué las cosas se mueven en cámara lenta

El propietario no debe estar cumpliendo con los pagos del préstamo y debe demostrarle al banco el motivo de la incapacidad de pago; por ejemplo, pérdida del empleo, discapacidad, fallecimiento u otro motivo. “El propietario suministra documentación al banco en la que se afirma su rotunda imposibilidad de pago”, sostiene Kimbarovsky. “El banco atraviesa un proceso sumamente tedioso para validar las declaraciones del propietario. Se debe divulgar todo al banco. El banco puede demorar entre seis y nueve meses para aprobar la venta corta, o incluso más”.

Esté preparado para los arreglos

La vivienda no necesariamente tiene que estar en malas condiciones. Puede estar en perfecto estado y su valor puede haber bajado por motivos de deflación en los precios de las viviendas. Si la propiedad se encuentra vieja o descuidada en cierta forma, asegúrese de revisarla con un inspector de viviendas, albañil o contratista reconocido que pueda detectar y diagnosticar los problemas de la vivienda. También es fundamental realizar llamadas y obtener presupuestos de las reparaciones para comprender exactamente a qué se enfrentará en términos económicos.

Por qué NO es conveniente invertir el corazón

Probablemente, valga la espera una vivienda en venta corta. Si tiene el tiempo y el dinero para realizar los arreglos necesarios, puede terminar con una gran operación. “No obstante, puede esperar y tener esperanzas, y aun así perder la operación si el banco no aprueba las dificultades económicas del propietario”, sostiene Kimbarovsky. En ese caso, se le devolverá la seña, por lo que no habrá perdido nada, solo tiempo y sus expectativas.

Conozca la jerga antes de avanzar

¿Qué diferencia existe entre “aprobación de una venta corta” y “se requiere revisión de tercero” en un listado de ventas cortas?
La primera frase es preferible; la segunda, no es muy buena. La aprobación de una venta corta significa que el banco del propietario ha otorgado el visto bueno para la reducción en el precio de lista, lo que significa que las cosas podrían proceder sin sobresaltos. Se requiere revisión de tercero significa que el proceso para la obtención del visto bueno del banco aún está pendiente.

Comprenda los gastos adicionales

El banco del propietario no aceptará asumir ningún costo adicional que el propietario suele pagar. Por ejemplo, el banco no se hará cargo de ninguna reparación. Asimismo, algunos condados, ciudades o estados imponen timbres fiscales por la transferencia de inmuebles. El costo de estos, que normalmente lo paga el vendedor, puede recaer en usted.

Espere lo inesperado

Es posible que haya una segunda hipoteca que grave la propiedad. Esto significa que el propietario sacó un préstamo sobre el valor patrimonial de la vivienda y tiene dos préstamos: el original más un préstamo sobre el valor patrimonial de la vivienda o una línea de crédito. Es posible que el primer banco apruebe la venta corta, mientras que el segundo banco la rechace.

Considere la escrituración como una operación fluctuante

La escrituración no depende de usted, sino del banco del propietario. De hecho, después de esperar seis meses, puede, de repente, recibir la llamada de que escriturará a fin de mes. Luego, usted y el prestamista deben apresurarse para ultimar los detalles, un proceso que puede ser confuso para una persona que compra una vivienda por primera vez. A fin de evitar una carrera de locos, haga que su prestamista esté preparado y listo para moverse rápido.

Está bien tener un ojo en todos lados

Incluso si tiene un contrato, no hay nada que le impida buscar otra cosa mientras espera. Siempre puede cancelar la operación, y al banco del propietario no le importará realmente. Continuará con tristeza el proceso con el vendedor, y usted puede seguir su camino feliz.