Datos realistas sobre las tasas de interés de las hipotecas

Algunas cosas en la vida no son fijas ni estables. Por ejemplo, el precio de los pasajes aéreos. Esto es tan irritante. Luego está la tasa de interés que se aplica a las hipotecas. Es posible que se le aplique una tasa de interés que sea mucho más alta o mucho más baja que la tasa que el mismo prestamista le ofrece a su hermana por exactamente la misma cantidad de dinero. ¿Por qué sucede esto?

tasa de interés de las hipotecas

Los prestamistas tienen en cuenta diversos factores, algunos bajo su control y otros que no lo están, al determinar la
tasa de interés que se aplicará sobre una hipoteca. Profundicemos.

El punto inicial

Los prestamistas comienzan todos aproximadamente en el mismo lugar: con una tasa de interés que el sistema bancario central, también conocido como Reserva Federal o “Fed”, fija y ajusta periódicamente.

Factores que inciden en la tasa de interés final

Su puntaje crediticio

Los puntajes crediticios oscilan entre 300 y 850. Los puntajes altos (700 o superior) le indican a un prestamista que la persona que solicita un crédito ha sido sumamente responsable con sus cuestiones financieras. Cuando menor sea el riesgo que la persona le genere al banco, mejor será la operación que el banco considere que puede ofrecerle. Si aparenta tener un riesgo alto, por motivos de falta de pago o pagos atrasados, por suspensión de pago de un préstamo, por llegar al límite con las tarjetas de crédito o por adeudar bastante dinero, su puntaje crediticio se reduce y la tasa de interés sube.

El anticipo

Por lo general, entregar un anticipo grande reducirá la tasa de interés. El riesgo del banco disminuye cuanto mayor sea la parte que el particular financia. Esto, por cierto, se denomina “relación préstamo-valor” (LTV), una cifra que compara el monto del préstamo con el precio de la vivienda. Los bancos premian una LTV más baja.

El tipo de propiedad

Supongamos que ha estado observando un condominio y una vivienda unifamiliar, ambos dentro del mismo rango de precios. El préstamo para el condominio tiene una tasa de interés más alta que el préstamo para la vivienda. Hay un motivo rotundo que justifica la divergencia. Los prestamistas consideran que hay una mayor probabilidad de que las cosas no salgan bien cuando la propiedad es administrada por varias otras personas. Cuando las cosas se van a pique, el valor de todo el edificio, incluido el condominio, se ve afectado.

Puntos

Si la tasa de interés es superior a lo que esperaba, a veces, existe la oportunidad de pagar puntos para reducirla. Los puntos son intereses prepagos que se adeudan al momento de la escrituración; un punto representa un uno por ciento del préstamo. Pagar puntos reducirá el pago mensual y son deducibles de impuestos. Un buen agente de préstamos puede ayudarlo a determinar cuál es la mejor opción para usted. A veces, si el vendedor está motivado, su abogado o agente inmobiliario puede negociar una operación en la que el vendedor le pague los puntos al prestatario.

Jugadas para reducir la tasa de interés

“Existen estrategias que se pueden implementar para facilitar el proceso”, sostiene Tim Magee, presidente de Magee Mortgage Associates. Hable con un agente de préstamos en las primeras etapas del proceso, ya que puede analizar su puntaje crediticio y realizar sugerencias útiles. Existen métodos para hacer que su puntaje ascienda; por ejemplo, de 660 a 680. “Una vez que haya encontrado una vivienda y haya firmado el contrato, no haga nada que modifique su perfil crediticio y, potencialmente, la tasa de interés de su hipoteca”, sostiene Magee. No abra una nueva cuenta. No cierre una cuenta. No consolide toda su deuda en una tarjeta. No compre un horno para su futura cocina ni un automóvil para su futura entrada. Dichas facturas que afectan su crédito surgirán cuando el prestamista realice un informe de archivos antes de la escrituración.