La feliz verdad acerca de los anticipos

Conseguir un anticipo importante podría parecer la peor tarea de todas y podría ser el motivo por el cual, de acuerdo con el análisis efectuado por Zillow sobre las personas que compran una vivienda por primera vez, el anticipo promedio es de solo el 10 %.

¿Qué anticipo es adecuado para usted? Solo usted sabe cuántos pagos (hipoteca, otras facturas, gastos adicionales de titularidad, etc.) puede manejar por mes. La conclusión: entregue un anticipo que pueda costear y que lo haga sentir, por decirlo de algún modo, que no va a entrar en un ataque de pánico.

el anticipo de una casa

Los beneficios del anticipo del 20 %

¿Por qué las personas despotrican contra los anticipos del 20 %? En primer lugar, posee el 20 % de la vivienda (también conocido con el nombre de patrimonio neto) de inmediato. Además, es una manera real de ahorrar dinero. Al entregar un anticipo del 20 %, disminuye el saldo del préstamo, lo que reduce el pago mensual de capital e intereses. Asimismo, también elimina el seguro hipotecario privado (PMI), una tarifa exorbitante que acompaña a los préstamos hipotecarios cuando los compradores entregan un anticipo inferior al 20 %.

Préstamos que exigen menos

Lo tenemos. ¿Quién puede entregar un anticipo del 20 % cuando hay que pagar un préstamo estudiantil? A continuación, le ofrecemos una idea fantástica: existen opciones de préstamos de calidad diseñados específicamente para las personas que compran una vivienda por primera vez.

  • La Administración Federal de Vivienda (Federal Housing Administration, FHA) exige un anticipo del 3,5 %. Pero, prestatarios, tengan en cuenta lo siguiente: hay una tarifa de financiación anticipada, más el seguro hipotecario que se paga durante toda la vigencia del préstamo. (Podría ser deducible de impuestos, consulte a un contador público matriculado para obtener más información).
  • El préstamo convencional “Conventional 97” requiere un anticipo de solo el 3 %. Las ventajas incluyen la eliminación de la tarifa de financiación y del PMI al alcanzar un patrimonio neto del 20 %.
  • Los préstamos otorgados por el Departamento de Asuntos de Veteranos (Veterans Affairs, VA) no exigen la entrega de anticipo ni la obtención de un seguro hipotecario privado (PMI); no obstante, se debe abonar una tarifa de financiación al momento de la escrituración.

¿Le preocupa el PMI? Si va a solicitar un préstamo convencional, es posible que pueda adquirir el seguro hipotecario al momento de la compra de la vivienda. Para sopesar esta opción, solicítele información a su originador de préstamos con licencia.

La asistencia no es ninguna pavada

Los programas de asistencia para el pago de anticipos pueden ser una verdadera solución para los compradores. Por ejemplo, el Programa de Asistencia para el pago de anticipos (Down Payment Assistance, DPA) Hardest Hit Fund (HHF) de Florida ofrece USD 15 000 a los compradores que reúnan los requisitos. Se trata de un segundo gravamen del cual el primer prestamista no tiene conocimiento alguno y que permite una condonación del 20 % anual a lo largo de cinco años. Qué significa: permanezca en la vivienda durante cinco años y no tendrá que devolver ni un centavo. Existen concesiones, entre ellas, una tasa de interés ligeramente más alta, un PMI (salvo que entregue dinero para eliminarlo) y cierto riesgo financiero en el caso de que deba reubicarse y vender antes de que se cancelen los USD 15 000.

Si considera que un programa de asistencia vale el tiempo y el esfuerzo, comience su búsqueda en su agencia estatal para el financiamiento de viviendas, que le puede brindar información sobre programas tanto estatales como locales para la compra de viviendas. También puede buscar programas y evaluar su elegibilidad en downpaymentresource.com. Si encuentra algo que parece interesante, investigue y asegúrese de entender los términos antes de proceder.

Estrategias para ahorrar dinero

Ya sea que el plan sea entregar un anticipo del 20 % o solo del 3 %, en ambos casos se le presentarán retos: cómo ahorrar suficiente dinero para cubrir el anticipo, más los gastos de escrituración y un fondo de emergencia para fines de mantenimiento y otros gastos inesperados.

Empiece su fondo para el anticipo colocando del 10 % al 15 % de su salario neto en una cuenta de ahorros en forma regular. Su empleador puede depositar el dinero directamente en la cuenta, o bien su banco pueda transferirla de una cuenta de cheques a una cuenta de ahorros. No olvide darle a su cuenta un nombre divertido y de moda para mantenerlo motivado.

También tenga en cuenta la posibilidad de aprovechar las aplicaciones de ahorro e inversión (por ejemplo, Acorns, Digit y Qapital) para que lo ayuden a ahorrar algo más de dinero.

Y mientras pone todo en marcha, llame a la institución financiera que administra los beneficios de jubilación de su empleador. Como persona que compra una vivienda por primera vez, es posible que pueda pedir prestado dinero a su plan 401k (o Roth 401k) para que yo ayude con los gastos del anticipo.