Por qué se le podría cobrar un seguro hipotecario

Probablemente, tenga información sobre el seguro para propietarios de viviendas porque está listo para ser propietario. Además, desea asegurar esa linda, nueva y soñada vivienda. Pero, ¿el seguro hipotecario? ¿Qué es? ¿Por qué y cómo debo adquirirlo? ¿Y para quién es?

Por qué un prestamista cobra un seguro hipotecario

Resulta que el seguro hipotecario no es realmente para usted, al menos, no en forma directa. Es para su prestamista, y usted debe pagarlo si su anticipo es inferior al 20 % del valor de la vivienda. “Permite que el prestamista se sienta más cómodo prestándoles a prestatarios que otorgan un anticipo pequeño”, afirma Claude L'Heureux, vicepresidente sénior de créditos hipotecarios de Community Bank of Oak Park River Forest de Illinois.

En otras palabras, para el banco, un pequeño anticipo significa un préstamo con mayor riesgo. Cuando el banco le entrega la estimación del préstamo, antes de la escrituración, observará el rubro Seguro hipotecario privado (PMI), en el caso de préstamos convencionales, o Prima de seguro hipotecario (MIP) si el préstamo es a través de la FHA. A diferencia del seguro de automóvil o para propietarios de viviendas, no tiene que buscar un seguro hipotecario; el prestamista realizará los arreglos.

¿Cuánto representa?

Todos los meses, parte del pago de la hipoteca incluirá una tarifa que se destinará al seguro hipotecario. La tarifa probablemente afecte entre el 0,3 % y el 1,5 % anual del monto del préstamo. La tasa de interés dependerá de su puntaje crediticio, del tamaño del anticipo y del tipo de préstamo que elija. Como probablemente pueda imaginarse, cuanto mayor sea el anticipo, más alto sea el puntaje crediticio y más corto sea el plazo del préstamo, menor será la tasa. Algunos años, conforme lo estime pertinente el Congreso, las primas del PMI son deducibles de impuestos.

el seguro hipotecario

Sacárselo de encima

Para los prestatarios que soliciten un préstamo a través de la FHA, la obligación de contar con un seguro hipotecario perdurará durante la vigencia del préstamo. La buena noticia para los prestatarios de préstamos convencionales es que a medida que se paga la hipoteca, se llegará a un punto en el que no será necesario el seguro hipotecario (un gran alivio). El seguro hipotecario dejará de ser necesario cuando la relación préstamo-valor (LTV) sea del 80 %. La LTV es el monto que se adeuda sobre la vivienda dividido por el valor de tasación. Las personas que otorguen el 20 % al momento de la escrituración, comenzarán con una LTV del 80 %.

Para sacarse de encima el seguro hipotecario una vez que llegue el momento, la solicitud al prestamista debe efectuarse por escrito. El banco lo aprobará y lo cancelará si cuenta con buenos antecedentes de pago, está al día con los pagos y no tiene una segunda hipoteca que grave la vivienda.

Si no le pide al prestamista que le cancele el seguro hipotecario una vez que la LTV es del 80 %, este caduca automáticamente al llegar al 78 % programado, incluso cuando el valor de la vivienda haya caído.