Cómo comparar las tasas de préstamos de VA

Quizás hayas escuchado que un préstamo hipotecario de VA ofrece una tasa de interés muy conveniente, una de las más competitivas del mercado. ¿Pero qué es lo que determina esa tasa? ¿Quién la establece? ¿El Departamento de Asuntos de Veteranos o alguna institución misteriosa? ¿Está sujeta a variaciones? ¿O todos obtienen la misma tasa sin importar cuáles sean sus circunstancias financieras?

Tasa de interés hipotecario de VA: ¿qué la determina?

Para empezar, has de saber que en realidad VA no tiene nada que ver con el establecimiento de las tasas de intereses ni el financiamiento de tu crédito. VA respalda el 25 por ciento del monto del préstamo para reducir el riesgo de la institución de crédito y, por lo tanto, aumentar las probabilidades de que obtengas las mejores condiciones.

La tarea de establecer una tasa de interés recae en cada una de las entidades crediticias, quienes analizarán las condiciones del mercado, lo que otras instituciones pretenden ofrecer (¡tú terminas ganando con la competencia entre las instituciones de crédito!) y tus propias circunstancias financieras.

Por ejemplo, una institución de crédito publica una tasa del 3,625 por ciento para una hipoteca fija de VA a 30 años. La misma institución podría ofrecerte una tasa incluso más baja si tienes una excelente puntuación crediticia (760 o más), suficiente capital en reservas y tu relación entre deudas e ingresos está en un nivel óptimo. Pero, ¿por qué?... Porque no representas un gran riesgo. Pero incluso si tu puntuación crediticia ronda los 620 y tus finanzas son regulares, todavía podrías calificar para un préstamo de VA, aunque tu tasa de interés podría ser más alta que la publicada.

Cómo comparar precios

La institución de crédito A podría ofrecerte una mejor oferta que la institución de crédito B. Y la única forma de saberlo es comparando las tasas de interés.

Antes de que comiences, te hacemos una sabia observación: la tasa de interés que ves en un comercial o en internet podría no ser exactamente la que obtienes cuando comienzas a hacer llamadas telefónicas. Y eso es muy normal, cuando el mercado se vuelve loco las tasas pueden cambiar de la mañana a la tarde o de un día para otro. Y tu puntuación crediticia, ingresos y la cantidad de dinero que dejes como pago inicial también serán factores determinantes.

Así que para que puedas comparar manzanas con manzanas, consulta las tasas con las diferentes instituciones de crédito el mismo día y a la misma hora. Sigue estos pasos para encontrar la institución crediticia y la tasa de interés que se ajusten a ti. Y recuerda, la tasa que cotizas no es oficial hasta que obtengas una estimación del préstamo, es decir, un formulario elaborado por la CFPB que describe todos los detalles del préstamo. Tu institución de crédito está obligada a entregarte este formulario dentro de los tres días hábiles posteriores a la presentación de tu solicitud. Puedes utilizar estos formularios para comparar fácilmente las diferentes tasas de interés, así como cualquier comisión y costos de cierre.

Fijar la tasa

Encontraste una buena institución de crédito que te ofreció una tasa inmejorable. Realizas tu solicitud y obtienes una preaprobación para un préstamo de VA. Ahora estás listo para comprar, y le informas a tu institución de crédito que te gustaría fijar tu tasa de interés. Fijándola te proteges en caso de que los cambios en el mercado provoquen un alza en la tasa hipotecaria del VA.

El plazo de las tasas fijadas puede variar de 30 a 60 días. No todas las tasas fijas son iguales, así que asegúrate de preguntarle a tu institución de crédito sobre el periodo permitido y cualquier cargo aplicable por sobrepasar el plazo oficial. ¿Qué pasa si las tasas de interés bajan dramáticamente mientras tu tasa sigue fija? Podrías lamentarte por tu mala suerte, a menos que hayas pagado inicialmente una cuota por si ocurría un "descenso", en ese caso, podrías beneficiarte de la nueva tasa más baja.

Optar por fijar una tasa o dejar que esta "varíe" hasta que estés listo para formalizar el cierre depende completamente de ti y de tu tolerancia al riesgo. Es momento de confiar en una institución de crédito fiable que te pueda ayudar a sopesar las ventajas y desventajas y te ofrezca asesoría personalizada con base en las condiciones del mercado.