¿Cuándo no es la mejor opción un préstamo otorgado por VA?

El préstamo otorgado por VA es una de las mejores opciones que hay en el mercado. NO OBSTANTE, en determinados casos, podría convenirle un préstamo convencional. Evaluar su propia situación personal y económica, investigar las opciones de préstamo y su elegibilidad, y trabajar con un prestamista con experiencia lo ayudarán a tomar la mejor decisión.

¿Cuándo es el momento de darle una oportunidad a otro préstamo? A continuación, incluimos algunos motivos generales por los que un préstamo otorgado por VA podría no ser su mejor opción.

Elegir un préstamo otorgado por VA

Tiene un excelente historial crediticio y mucho dinero ahorrado

Una de las mayores ventajas del préstamo otorgado por VA, en especial para las personas jóvenes que compran una vivienda por primera vez, es que no es necesario tener ahorrado mucho dinero para el anticipo. De hecho, no hace falta tener dinero ahorrado para un anticipo.

No obstante, si tiene la suerte de contar con un excelente historial crediticio y mucho dinero ahorrado, y está dispuesto a entregar un anticipo del 20 %, esto modifica un poco las reglas del juego. En este caso, optar por un préstamo convencional le permitiría ahorrarse la tarifa de financiación de VA.

Usted apunta a una casa que hay que tirar abajo y reconstruir

VA exige que la vivienda que compre esté lista para mudarse. Si está viendo muchos programas de telerrealidad y tiene en mente comprar una casa para tirarla abajo y reconstruirla, un préstamo otorgado por VA no es la opción indicada para usted. A fin de proteger el bienestar personal y económico de un comprador con un préstamo otorgado por VA, dicho organismo exige que una casa cumpla con determinados estándares o requisitos mínimos de propiedad (Minimum Property Requirements, MPR). Estos requisitos incluyen, entre otras cosas, estabilidad estructural, infraestructura firme (es decir, el tejado) y un espacio habitacional satisfactorio para usted y su familia.

Está comprando una segunda vivienda

Los préstamos otorgados por VA solo pueden utilizarse para la compra de una "residencia principal", es decir, la casa donde vivirá. Se puede tratar de una casa regular, un condominio, un departamento, una casa prefabricada o cualquier otro tipo de vivienda. Pero debe ser su lugar de residencia exclusiva. Si tiene pensado comprar una vivienda de vacaciones, una segunda vivienda como inversión inmobiliaria o cualquier otro tipo de vivienda en la que no residirá en forma exclusiva, es posible que deba buscar un préstamo diferente.

Desea usar su vivienda para obtener una ganancia

Si tiene pensado vivir de la tierra, un préstamo otorgado por VA no es una opción para usted. Las propiedades que generan una ganancia, como las granjas y las haciendas en funcionamiento, no son elegibles para ser adquiridas con un préstamo otorgado por VA, incluso si allí estará la residencia principal.

Un último punto para tener en cuenta: Es posible que haya leído o escuchado que los préstamos otorgados por VA ponen a los compradores en desventaja, y probablemente se pregunte si esto es cierto. ¿La respuesta? En general, no. Los préstamos otorgados por VA son uno de los préstamos más seguros del mercado con una baja tasa de interés competitiva; en este sentido, implican una ventaja para el comprador. Sin embargo, existen algunas situaciones poco convencionales en las que podría no haber ventajas.

  • Se encuentra en una puja con un comprador que tiene dinero en efectivo y que puede escriturar más rápido (lo que podría ocurrir, independientemente del tipo de préstamo que se esté analizando).
  • Su agente inmobiliario no tiene experiencia en las compras financiadas con préstamos otorgados por VA o las estima complicadas a raíz de las normas, las restricciones y los impedimentos que acompañan a estos tipos de préstamos. Trabajar con un agente que esté familiarizado con los préstamos otorgados por VA lo ayudará a sortear esta situación.