Préstamos otorgados por VA: el proceso de calificación previa y preaprobación

Obtener una calificación previa y una preaprobación para un préstamo otorgado por VA no es tan fácil como recibir una tarjeta de crédito preaprobada en el correo. Pero tampoco es algo de otro mundo.

 pre aprobación del préstamo

Primero, debe encontrar a un prestamista que se especialice en préstamos otorgados por VA. El prestamista puede orientarlo para que tenga todo organizado, ayudarlo a solicitar el préstamo y facilitarle el Certificado de elegibilidad (Certificate of Eligibility, COE). (Para su información, tramitar el COE en forma personal no es nada fácil y podría demorar el proceso de compra).
La calificación previa es bastante sencilla; incluso se puede hacer por teléfono o correo electrónico. En función de sus ingresos y su historial de crédito, su prestamista podrá calcular cuánto dinero podrá pedir prestado.

La preaprobación requiere una mayor investigación; lo ayuda a comprender sus límites en cuanto a la compra de una vivienda. Al analizar sus ingresos, sus deudas y su puntaje crediticio, un prestamista podrá indicarle si reúne los requisitos para acceder a un préstamo y el monto de este. Su prestamista también lo ayudará a comprender los límites del condado para los préstamos otorgados por VA que rigen sobre la zona en la que pretende comprar.

A continuación, indicamos algunos motivos básicos por los que podría no reunir los requisitos:

  1. Su puntaje crediticio es muy bajo: si bien VA no exige un puntaje crediticio mínimo, un prestamista tiene derecho a denegarle la solicitud si su puntaje es demasiado bajo. Por lo general, se le aprobará la solicitud si tiene un puntaje de 620 o más.
  2. Su relación entre las deudas y los ingresos es demasiado alta: la relación entre las deudas y los ingresos es la proporción de deudas mensuales que tiene frente a sus ingresos brutos mensuales. Básicamente, tiene que contar con una cantidad razonable de dinero (lo que se conoce con el nombre de “ingresos residuales”) sobrante después de pagar las deudas mensuales.
  3. Recientemente entró en quiebra o quedó sujeto a una ejecución hipotecaria: si en los últimos dos años tuvo una mala racha y quedó sujeto a una ejecución hipotecaria o tuvo que hacer una venta corta de una vivienda anterior, es posible que se le deniegue la solicitud del préstamo.

Mientras trabaja a través del proceso de preaprobación, hable con su prestamista sobre el anticipo. Si bien no tiene la obligación de entregar un anticipo al utilizar un préstamo otorgado por VA, si lo hace, se reducirá la tarifa de financiación de VA obligatoria. También debe analizar la opción de aportar cierto dinero para la tarifa de financiación, en lugar de financiarla íntegramente.

También debe analizar detenidamente su situación económica y hacer un presupuesto de la vida real. El hecho de que se le apruebe un monto determinado no significa que deba buscar viviendas en ese rango de precios. Una buena regla general para empezar: un tercio de sus ingresos mensuales brutos pueden designarse al pago de una vivienda. Calcule un pago hipotecario mensual razonable; para ello, incluya su prestación básica para fines de vivienda (BAH), si se encuentra en servicio activo.

Una vez que obtiene la preaprobación, estará listo para empezar a buscar una casa. Cuando esté preparado para realizar una oferta, encuentre a un agente inmobiliario que tenga experiencia trabajando con clientes elegibles para acceder a los préstamos otorgados por VA.